Compártelo

Arquitectura Saludable en Tenerife

Arquitectura Saludable en Tenerife

Arquitectura Saludable en Tenerife

En Estudio Marrero creamos espacios sanos ejerciendo una arquitectura saludable en Tenerife. Consiste en una forma de diseñar y construir que soluciona los problemas de la edificación actual y evita que nuestros cuerpos estén continuamente agredidos por radiaciones naturales y artificiales, materiales tóxicos, baja calidad de la luz y el aire así como contaminación acústica.

El punto de partida es una ubicación adecuada, seguido por una correcta orientación y distribución del espacio a lo que se suma la gestión de agresiones naturales y artificiales (CEM campos electromagnéticos y radiaciones naturales principalmente), el empleo de materiales naturales no tóxicos y sin COVs y un proceso constructivo consciente.

El síndrome del edificio enfermo "SEE", mal denominado porque no es el edificio el que está enfermo, sino que enferma a sus ocupantes, desgraciadamente está creciendo el número de casos produciendo patologías como la lipoatrofia semicircular, una enfermedad prácticamente desconocida que está relacionada con el entorno laboral, la baja humedad relativa, las mesas con estructuras metálicas, con cantos a una altura entre 70-75cm y sin toma de tierra, hecho que favorece las descargas electrostáticas que desencadenan un hundimiento en la cara anterior y lateral de los muslos y, a veces, de los antebrazos.

Nuestros proyectos cuentan con un alto valor añadido al considerar parámetros de salud que habitualmente no se consideran en la arquitectura convencional mayoritaria. Pasamos el 90% de nuestras vidas en espacios cerrados, y tenemos la responsabilidad de que esos espacios sean sanos, funcionales, accesibles y bellos.

"Cualquier trabajo de arquitectura que no expresa serenidad es un error" (Luis Barragán).

Arquitectura Medioambiental

Diseñamos espacios sanos con la convicción de que tenemos la obligación de promover y construir una Arquitectura Saludable y Medioambiental para el bienestar de todos. Cuando hablamos de salud en la arquitectura hablamos de proporciones armónicas, calidad de la luz, calidad del aire, confort acústico, confort higrotérmico, confort lumínico, protección frente a radiaciones naturales y artificiales, empleo de materiales naturales, ausencia de COVs

(compuestos orgánicos volátiles), transpirabilidad, funcionalidad, orientación y sentido común.

Sabías que existen edificios que enferman a sus ocupantes? Ventilación, iluminación, temperatura, humedad, ruido, contaminación electromagnética, gas radón, radioactividad, compuestos orgánicos volátiles (COVs) son algunos parámetros que afectan a nuestra salud de un modo u otro. La belleza y la proporción de las formas aporta armonía y serenidad, y con ella salud emocional.

Compártelo